Puertas Automáticas. Mandos a distancia, motores. Automatismos - Electrocerraduras

Cerraduras eléctricas

Desde Automatismo Ferma hoy os queremos explicar que son, como funcionan, qué características tienen, para qué se usan y que ventajas presentan las cerraduras eléctricas. Actualmente son unas de las cerraduras mas utilizdas.

¿Qué son?

Las cerraduras electromagnéticas son un tipo de cerraduras que producen el cierre por medio de atracción magnética en lugar de un bloqueo mecánico como las cerraduras tradicionales. Son cerraduras muy sencillas, compuestas por dos partes principales:

-Un electroimán muy potente, que se coloca en el marco de la puerta.

-Una placa metálica que es atraída por el electroimán y que se sitúa en la puerta.

A diferencia de las cerraduras convencionales, vulnerables en muchos aspectos, este tipo de cierre identifica a los usuarios habilitados y audita las acciones, creando registros de ingresos y egresos, y programando permisos o restricciones horarias para determinadas personas

 

¿Cómo funcionan?

Al igual que su construcción, el funcionamiento también es muy simple: estando la puerta cerrada, si circula una corriente eléctrica por la cerradura, el electroimán genera un campo magnético muy fuerte que atrae la placa de la puerta, impidiendo que ésta se pueda abrir. En cuanto la corriente eléctrica es interrumpida el electroimán deja de funcionar, desaparece el campo magnético y la puerta se libera.

La cerradura eléctrica puede contar con paneles de registro de huellas digitales o con botoneras de teclas en las que se ha de introducir el código de usuario. Otros más avanzados tienen lectores de chips, barras magnéticas o códigos de barras (cercanos o a distancia, y hasta con control remoto) que la persona habilitada llevará consigo, en su tarjeta de identificación u otro elemento.

Estas lecturas permiten la programación del sistema, de acuerdo a horarios y personal específico, para definir el ingreso a ciertas áreas. En el hogar, estos dispositivos bloquean el ingreso a personas fuera del grupo familiar directo, y también imposibilitan el egreso de niños pequeños, al no poder abrir la puerta.
Programando el horario, la puerta quedará sellada durante la noche y en vacaciones, pudiendo ser desactivada rápidamente ante emergencias si fuera necesario.

 

¿Características?

Dado que el funcionamiento de las cerraduras electromagnéticas depende exclusivamente del paso o interrupción de la corriente eléctrica, estas cerraduras se pueden integrar muy fácilmente en cualquier sistema de control de accesos (manual con un simple pulsador, o automático con cualquier tipo de sistema de reconocimiento de tarjeta electrónica, pupila, huella digital, etc.), sistemas domóticos, alarmas, etc.

 

¿Para que se usan?

Este tipo de cerraduras es habitual en puertas que necesitan estar cerradas de forma segura y con acceso limitado, pero a la vez con alto tránsito, por ejemplo edificios de oficinas, áreas restringidas en centros de acceso público, etc.

 

Ventajas

- La instalación es muy sencilla.

- El sistema de autentificación es muy eficaz.

- Se genera un nuevo código cada vez que el cliente lo decida.   

- No necesitas elaborar duplicados.

- No necesitas reemplazar la cerradura en caso de extravió de las llaves.

- Brindan mayor seguridad que las cerraduras mecánicas.

- Evitas costos adicionales (duplicados de llaves).

- Debido a que carecen de partes móviles no sufren desgaste, por lo que necesitan muy poco mantenimiento.

- Si la baterí­a está baja, emitirán un ruido para notificar al dueño ese hecho un par de semanas antes de que se acabe por completo para que sepa que está bajando y que hay que cargarla.

- Aptas para interior y exterior.

- Aptas para puertas de emergencia.

 

Si desea instalar una cerradura electromagnética o necesita asesoramiento puede contactar con Automatismos Ferma Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o 671 170 354